Preguntas y respuestas: COVID-19 y presión arterial alta

preguntas-y-respuestas:-covid-19-y-presion-arterial-alta
Woman looking through her home window

ESTIMADA MAYO CLINIC:
Soy latinoamericana y me acaban de diagnosticar presión arterial alta. En mi familia ampliada, varios miembros también padecen de presión arterial alta y enfermedad cardíaca. Estoy preocupada por el gran aumento de la COVID-19 y quiero saber qué puedo hacer para reducir el riesgo de enfermar gravemente por el coronavirus.

RESPUESTA: 
La COVID-19 preocupa a todo el mundo, pero los estudios muestran que quienes tienen algunas enfermedades subyacentes, como presión arterial alta no tratada, corren mayor riesgo de enfermar más gravemente. Además, la COVID-19 afecta de manera desproporcionada a algunas minorías raciales o étnicas.

En su caso, las primeras medidas importantes son tomar las debidas precauciones para evitar la infección por COVID-19 y controlar bien la presión arterial. Dado que la mejor manera de protegerse contra la COVID-19 es evitar exponerse a la enfermedad, cuando salga de la casa, use mascarilla, manténgase a una distancia de 6 pies (2 metros) de los demás, evite entrar en contacto estrecho con cualquier persona que esté enferma o tenga síntomas y no vaya a eventos grandes ni reuniones grupales.

Asimismo, siga el plan de tratamiento para la presión arterial que prepararon conjuntamente usted y el proveedor de atención médica. Cuando no se trata la presión arterial alta, pueden suscitarse muchas otras enfermedades, entre ellas, enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y demencia.

Las últimas evidencias muestran que las personas con presión arterial alta descontrolada o no tratada pueden tener más riesgo de enfermar gravemente con la COVID-19. Ese riesgo mayor deja de existir cuando se trata adecuadamente la presión arterial alta con medicamentos.

Aparte de los medicamentos, es también importante hacer cambios en el estilo de vida. A continuación, le recordamos el estilo de vida que ayuda a controlar la presión arterial alta:

  • Elegir alimentos sanos para el corazón.
    Piense en la dieta DASH (enfoques alimentarios para detener la hipertensión), que se concentra en frutas, verduras, cereales integrales, aves, pescado y productos lácteos bajos en grasa. Aquí puede ver varias recetas saludables para el corazón.
  • Disminuya la cantidad de sal en su alimentación
    Intente limitar la ingesta de sodio a menos de 2300 miligramos diarios. Recuerde que lo ideal para la mayoría de las personas adultas es consumir hasta 1500 miligramos de sodio al día.
  • Pierda peso.
    Perder aunque sea un poco de peso reduce la presión arterial.
  • Haga actividad.
    Hacer ejercicio de forma regular no solo reduce la presión arterial, sino que ayuda con el estrés y a perder peso.
  • Controle el estrés.
    Cuando uno está estresado, no es difícil hacer cosas poco sanas que aumentan la presión arterial. Procure controlar el estrés de manera sana, por ejemplo, a través de la respiración profunda y la meditación.
  • Evite o limite el consumo de alcohol.
    El alcohol puede aumentar la presión arterial.
  • Deje de fumar.
    El tabaco hace que la presión arterial aumente y que rápidamente se acumule placa dentro de las arterias.

Los medicamentos y los cambios en el estilo de vida son una combinación poderosa que evita o reduce los problemas de salud ocasionados por la presión arterial alta. En estos tiempos de la COVID-19, asegúrese de tener a mano suficiente medicamento para dos semanas, por lo menos.

Si está preocupada por la COVID-19, tenga presente que tanto su trabajo como el lugar donde reside y las personas con quienes vive pueden dificultar el control de la presión arterial. Por ejemplo, se ha visto que vivir con una familia compuesta por varias generaciones, en condiciones estrechas y en áreas sumamente pobladas dificulta mantener la distancia física. El tipo de trabajo también contribuye al riesgo de contraer la COVID-19, pues el riesgo de exposición es mayor con algunos empleos considerados esenciales o imposibles de realizar a distancia y que implican interactuar con el público.

Le recomiendo tener muy presente la importancia de ponerse mascarilla, de evitar reuniones grandes, de cumplir con la distancia física y las normas para la higiene de las manos, de continuar con los medicamentos y de limitar actividades peligrosas siempre que sea posible. Además, motive a sus familiares que tienen alto riesgo a que hagan lo mismo. No olvide comunicarse con el proveedor de atención médica si descubre que se expuso a la COVID-19 o empieza a presentar síntomas que coinciden con la enfermedad del coronavirus u otra emergencia médica, incluida falta de aire.

Dr. William Marshall III, Enfermedades Infecciosas en Mayo Clinic de Rochester, Minnesota.


La información de esta publicación era precisa hasta ese mismo momento, pero dada la naturaleza cambiante de la pandemia de la COVID-19, tanto los conceptos científicos como las pautas y las recomendaciones pueden haber cambiado desde la fecha original de la publicación.   

Para más información y toda la cobertura de la COVID-19, visite la Red Informativa de Mayo Clinic y mayoclinic.org.

###

Señores periodistas: Pueden citar información de este artículo, siempre y cuando se la atribuyan a Mayo Clinic. Para entrevistar al Dr. William Marshall III o a cualquier otro experto de Mayo Clinic, comuníquense con relaciones para medios de comunicación, al newsbureau@mayo.edu.

  • 66
  • 0